Impuestos revolucionarios

Durante los inicios de klicap todos los días eran sorpresas. Algo que pensábamos que sería un simple trámite se convertía en días de espera, cualquier trámite iba precedido de previo pago y según pasaban los días te dabas cuenta de que habías entregado los mismos datos en varias ocasiones. No logro comprender como la Seguridad Social y Hacienda no trabajan conjuntamente. Creo que todo podía haber sido peor sino hubiéramos contado con una asesoría que nos ha tratado excelentemente. Cualquier paso que teníamos que dar nos lo explicaban para que lo entendiésemos.

Luego vino la primera declaración trimestral. Por mi experiencia previa como autónomo supuse lo que podía pasar. Declaramos la facturas emitidas y recibidas, pero algunas de ellas no las habíamos cobrado. No tienes más remedio que pagar. ¿Por qué el estado te exige un IVA que aun no has percibido? Y lo peor es cuando ese IVA lo esperas de la propia administración pública.

Pasa el primer trimestre, el segundo y el tercero. Los que somos muy ordenados no tenemos demasiados problemas, pero es recomendable llevar al día todo el papeleo de la empresa. Nosotros nos hemos organizado bastante bien. Tenemos nuestra bandeja de entrada de facturas, recibos, documentación del banco, etc… al final del mes, la revisamos y la clasificamos en carpetas. Previamente se envía todo a nuestra asesoría porque son ellos quienes llevan la parte fiscal y laboral. Tengo que decir que para nuestras facturas usamos endeve. Un excelente servicio, con un precio adecuado, que nos facilita mucho el trabajo.

Pensábamos que lo que nos quedaba era pura rutina salvo la declaración de IVA anual y algún modelo más que presentar en Hacienda. Pero está claro que no puedes estar tranquilo. Nos llaman de la asesoría diciendo que tenemos que realizar la prevención de riesgos laborales y estudiar nuestro cumplimiento de la LOPD. Ambas cosas son obligatorias y se traducen en pagar para que unas empresas te entreguen un papelito. Sí, habéis leído bien. Te entregan unos informes (por llamarlos de alguna forma) que ha sacado de su procesador de textos favorito haciendo “Salvar como” y han reemplazado varias cadenas de texto.

Creo que para una empresa como la nuestra (con tres empleados y que estamos comenzando) es un impuesto revolucionario. Un impuesto que no percibe directamente el estado pero que lo exigen a través de la legislación. Estoy a favor de cualquier medida que defienda la calidad del trabajo y la prestación de servicios, siempre y cuando las medidas se ejecuten hasta el final y se haga un seguimiento de las mismas. La probabilidad de que nos hubieran enviado un inspector es muy baja entre otras cosas porque hay pocos inspectores. Sin embargo, si constituimos una empresa en nuestro país preferimos hacer las cosas dentro de la legalidad.

Señores políticos, ¿entendéis por qué cuesta tanto emprender en este país? Nos empujáis a que siempre estemos mirando hacia el exterior y tentados a huir. Y es una pena porque yo quiero vivir y trabajar en España.

4 thoughts on “Impuestos revolucionarios

  1. Puigcercos decía hace algunos días que en Andalucía no pagaba impuestos ni Dios. Por lo que dices, los papeles son exactamente los mismos por lo que no sé bien a qué se refería este majadero exactamente.

    Yendo a lo más serio: lo de la LOPD es todavía más sangrante si nos damos cuenta que el inspector que te venga a ver resulta ser juez y parte: “Si considero que tienes una anomalía de impongo una sanción cuyo monto se paga a mi institución”.
    O sea que si por algún casual tienes una visita por este tema, trata con exquisitez al amigo inspector, a ver si así te libras del posible castigo(según tengo entendido, al menos si eres una empresa pequeña, no eres un borde y lo que has hecho no es grave, sólo te avisan para que lo subsanes. Pero esto queda al criterio arbitrario del amigo inspector y de cómo haya pasado la noche).

    Con lo del “copia y pega” también tenemos otros múltiples ejemplos. Por ejemplo, la inmobiliaria que lleva mi piso de alquiler. Al cabo de cinco años hay que hacer un contrato “nuevo”. Ello supone que por cambiar tres datos del mismo Word pretenden llevarse una cantidad equivalente a una mensualidad del alquiler. Tremendo.

  2. Hola Jorge:

    No creo que las cosas fuera de España estén mucho mejor, pero en ciertos temas han optado por caminos más inteligentes. El gobierno actual no me gusta y la alternativa no me convence. Desde luego el panorama es muy desalentador.

    La corrupción (a todos los niveles) es el cáncer de nuestra economía. Estos impuestos son pura corrupción. Leyes promovidas por argumentos políticos y partidistas.

    Luego (o desde ya) vendrán los lamentos. La lástima es que no salgamos a la calle a protestar como están haciendo en otros países. Digo protestar, no realizar actos vandálicos.

    Un saludo

  3. Hola,

    simplemente estás siendo víctima del intervencionismo del estado. No se trata de corrupción, se trata de intervención. El estado es demasiado grande y tiene demasiado poder. Por eso no importa que políticos haya en el gobierno, ellos seguirán engordando al estado ya que ese es su negocio. Hasta que no haya una crisis en condiciones y se renueve la constitución quitando el 90% del poder al estado y dejándolo a un mínimo imprescindible, la cosa no va a mejorar substancialmente.

    Ejemplo de pais con pequeño estado: Suiza. Antiguamente era EEUU, pero en los últimos 40 años se lo han cargado tambien, la ventaja que tienen allí es que es mucho más fácil para nuevos movimientos llegar al poder y subsanar ( Tea Party por ejemplo, que posiblemente los veamos en la casa blanca en breve ).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *