Ahí ahí, apretando

Desde luego me siento más crítico que nunca, pero no puedo evitarlo. Está claro que este gobierno no sabe hacer las cosas de otra forma y ha recurrido a una subida de los impuestos. La cuota de la seguridad social para trabajadores autónomos ha vuelto a subir.

El mes anterior:

No si va a ser verdad que es mejor estar en el paro, especialmente para aquellos que tenemos 9 años cotizados. Desde luego así no hay quien ponga en marcha un proyecto.

8 thoughts on “Ahí ahí, apretando

  1. Hmm, un 1%. A mi me han hecho una similar: subida salarial de un 0,9 y subida de IRPF de un punto. Resultado: este año me quedo como el anterior. Claro que la cuestión es cómo luego eso se refleja o no en la renta.

    Para verano nos espera la subida del IVA.

  2. @jorge

    Recuerdo que comencé pagando 144 euros hace ya algunos años y mira por donde vamos. Estas medidas me parecen injustas entre otras cosas porque no distinguen ninguna situación alguna. No es lo mismo alguien que estar comenzando que alguien que lleva algunos años y sus números demuestran estabilidad y solvencia. No me extraña que cada vez haya menos autónomos.

    El otro día vi una presentación de Jesús Encinar [1] donde decía qué inversión hacía falta para poner en marcha proyectos. Cuando uno tiene dinero (época de bonanza) estos detalles “no importan” pero cuando uno tiene el dinero justo para cubrir gastos, tiene que mirar por cualquier euro.

    Un saludo

    [1] http://www.slideshare.net/iniciadorgalicia/presentacion-jesus-encinar

  3. Esto es el tipo de intervencionismo que destruye puestos de trabajo. Cuanto más barato sea contratar a alguien, más trabajo se crea. Los impuestos por seguridad social son maquinas destructoras de trabajo… y este gobierno lo sube, bien vamos bien.

  4. @Manuel Jesús Recena Soto

    Estoy de acuerdo Manuel. De hecho mi comentario en el otro post de “así nos va” iba en ese sentido.
    La aplicación de impuestos, como la de cualquier norma, que desprecie, no tenga en cuenta o no pueda controlar las peculiaridades, será siempre mala.
    Los ejemplos son constantes: Ayudas para pisos a menores de 35 que provocan que pobres de 36 en adelante no puedan acceder a ellas y ricos jovenes sí. ¿Qué tipo de criterio es la edad en esos casos? Si uno está jod…(fastidiado), está fastidiado y no importa su edad.
    La ley de violencia de género es otra aberración al basarse en el sexo de la persona como criterio preponderante por encima de cualquier particularidad.
    Tenemos también las leyes intrusivas que regulan aspectos privados de nuestras vidas tales como la imposición de las lenguas.
    En definitiva, el control de las consecuencias y el conocimiento de las contingencias hará que creemos sociedades más ajustadas y por ello más justas y eficientes.
    No es en efecto positivo que se te cobre indiscriminadamente: o te hace renuente a empezar tu proyecto o si no avanzas enseguida, te puedes quedar sumido en la maraña de impuestos.

  5. Pingback: Mi espacio » Al Estado lo mínimo

  6. Pingback: Mi espacio » No sólo no ayudan, sino que aprietan

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *