Enganchado a un proyecto

El otro día escribía en mi twitterDar soporte a software no tiene nada que ver con desarrollar software nuevo. Menudo puente con Struts 1.2.x“. La verdad es que sólo hay ver el timeline o las gráficas de STractistics para ver que en los últimos días le estoy dedicando bastante tiempo a uno de mis principales proyectos. Durante los últimos años los esfuerzos se han centrado -principalmente- en ofrecer soporte. Hay clientes que lo han contratado y otros usuarios del proyecto han pedido ayuda y en la medida de las posibilidades se les ha dado.


Desde hace bastante tiempo tengo en mente construir una nueva versión, con nuevo diseño y aprovechando toda la experiencia adquirida atendiendo a los usuarios y viendo las nuevos caminos que se presentan. Mi poca (o mucha) dedicación se ha centrado en la versión 2.x y cada incidencia que sucedía en la versión 1.x me provocaba la sensación de estar retrasándome en la construcción de esta nueva rama. La situación es complicada. Con el poco tiempo libre del que dispongo, cualquier interrupción supone retomar de nuevo el proyecto. Y eso para alguien como yo que es incapaz de decir “no” a nuevos retos, es lo peor.

Sin embargo, he decidido cambiar el enfoque. Para tener la sensación de que el proyecto no está anclado en el tiempo se necesita feedback, y que mejor forma que atendiendo a las peticiones de mejora que tengo anotadas en mi cuaderno, mails, herramientas como uservoice o simplemente ideas que se van ocurriendo . Esto tiene sus consecuencias y una de ellas es no caer en la tentación de refactorizar todo el proyecto porque haya cosas que harías de otra forma. Para eso ya tengo la versión 2.x, y esto significa, que esta nueva rama continuará y algún día verá la luz.

Tengo que reconocer que estoy enganchado a este proyecto. Para mi es un vicio, especialmente si nos referimos en su sexta acepción de la RAE. Verdaderamente he llegado a esta conclusión cuando durante estos días he disfrutado a muerte cerrando tickets y ansiaba el momento de publicar una nueva release. A veces me surge el deseo dejarlo, darle las gracias por todo lo que me ha hecho leer, investigar y luchar, y dar paso a nuevos proyectos.

No quiero ni pensar lo que tiene que sentir un emprendedor todos los días mientras su sueño se desarrolla. Supongo que él también estará enganchado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *