Sólo una de las 14 consejerías ofrece internet accesible para todos

Este es el títular de la noticia publicada en el Diario de Sevilla con fecha 13 de agosto de 2006. Parece ser que un estudio realizado sobre accesiblidad en los sitios web de la Junta de Andalucía desvela que, el cumplimiento de la Ley de Servicios de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI) que desde el pasado 1 de Enero de 2006 entró en vigor, muy pocos la cumplen.

Aunque el estudio se basa simplemente en los resultados que genera la herramienta TAW y esto no “debe” considerarse un resultado final para medir los niveles de accesibilidad de un contenido web, los datos que se exponen en la noticia son muy desalentadores. Han pasado ocho meses desde que la ley entrase en vigor y sin embargo la situación actual dista mucho de lo que debe ser internet para las administraciones públicas.

Como personal técnico del Servicio de Informática de la Consejería de Obras Públicas y Transportes especializado en tecnologías web puedo afirmar que se está haciendo un gran esfuerzo por mejorar la accesibilidad y la calidad de los distintos servicios que actualmente se ofrecen a los usuarios.

En marzo de 2005 me propusieron adaptar el sitio web de la Consejería de Obras Públicas y Transportes con el fin de mejorar su accesibilidad, y como no, cumplir con la ley que entraría en vigor nueve meses más tarde. Sin necesidad de entrar en demasiados detalles paso a comentar algunos frentes importantes que había que resolver:

  • Gran cantidad de contenidos estáticos mal formados y sin ninguna organización en su almacen de datos. No existía una arquitectura de información que justificase cómo y dónde debían estar almacenados esos documentos.
  • Uso de formatos propietarios procedentes de la Suite ofimática Microsoft Office para la publicación de información.
  • Un gestor de contenidos implementado con tecnología Java y XML/XSLT diseñado exclusivamente y con una antigüedad de unos 4 años.
  • Un equipo de trabajo reducido, compuesto por un diseñador, un maquetador sin experiencia en estándares web y un programador.
  • Etc…

Evidentemente el reto estaba en conseguir nuestros objetivos partiendo de lo que se tenía, porque la opción de comenzar desde cero se quedó en el camino durante los primeros días de análisis. El objetivo era adaptar, cualquier otra opción hubiera implicado un mayor tiempo de desarrollo y un gasto económico muy importante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *