El informático, el mal de la informática

Lo he pensado en muchísimas ocasiones, pero hasta ahora no me había decidido a escribirlo. El mal de la informática, como profesión, es el informático. No cuento nada nuevo cuando digo que muchos nos dedicamos a esto porque desde muy pequeños nos sentíamos atraídos, porque decían que sería una profesión con proyección, porque se podía vivir de forma acomodada, y otros tópicos que circulan por ahí.

Los motivos que provocan que una persona se dedique profesionalmente a la informática están muy relacionados con la forma con la que vemos la profesión. Sólo hacen falta unos minutos para ver quién disfruta de su profesión, para quien su profesión es sólo un medio para vivir, para quien un medio para materializar otros objetivos profesionales, etc.

En multitud de ocasiones olvidamos de que por encima de todo es una profesión. A lo largo de nuestro recorrido hasta llegar al día de hoy, hemos podido ver la informática de muchas formas. Como algo que nos entretiene, como un complemento para nuestra formación, simplemente ocio, pero llega un momento, y de eso trata este post, en el que la informática se transforma en nuestra profesión. Y cuando esto pasa, muchas cosas cambian con respecto a etapas anteriores. Y si tengo que destacar algo por encima de todo, es que asumimos una responsabilidad importante.

Ya seamos autónomos o empleados en una pequeña/media/gran empresa, se nos retribuye por nuestro trabajo. Y por tanto, se esperan una serie de cualidades como la eficiencia, calidad, iniciativa, etc. Pues hasta que no incluyamos la rentabilidad, no haremos que nuestra profesión cambie, porque estoy convencido de que necesita un cambio.

Desde pequeño he visto a mi padre, arquitecto técnico de profesión, realizar planificaciones de obras en las que se tenía en cuenta la perdida económica que podía suponer echar el hormigón en un forjado y que ese día lloviese. Toda decisión estaba sujeta a muchos factores, pero siempre estaba el factor económico. En nuestra profesión debemos aprender a tomar decisiones pensando que los argumentos técnicos y preferencias individuales son importantes, pero las económicas también. En resumen, debemos aprender a buscar la rentabilidad de nuestro trabajo.

Quizás me podía haber ahorrado los párrafos previos y simplemente contar que esto no nos hace ningún bien:

  1. Yo no lo haría con Java porque Ruby es mejor. Sin embargo, el conocimiento de la empresa se centra en Java.
  2. Lo mejor sería montar un WebSphere porque en un proyecto en el que yo participé hizo que fuera todo mucho mejor. Pides datos objetivos y no los tiene, nunca los tuvo.
  3. Sin lugar a dudas Github. Pero le preguntas si ha previsto el crecimiento de usuarios y repositorios y te dice que no.
  4. A mi es que me gusta montarme la infraestructura. De acuerdo, pero ese no es mi negocio y no quiero invertir tiempo en diseñar, implementar y mantener algo de lo que probablemente no obtendré beneficio.
  5. Preferimos tener nuestra propia infraestructura por la seguridad. ¿Habéis calculado lo que cuesta eso y como repercute en vuestra línea de negocio que es diseñar sitios webs?
  6. En todos nuestros proyectos hacemos pruebas unitarias y funcionales. De verdad te compensa seguir adelante con esa estrategia sin distinguir entre tipos de proyectos, arquitecturas o presupuesto?
  7. Hacemos integración continua. Sí, con un script de miles de líneas de código que lo implementó alguien que ya no está, y sin embargo, sigues diciendo que prefieres quedarte como estás.

Tengo que decir que son frases prácticamente literales que he escuchado en los últimos años.

Los negocios se montan para ganar dinero, y como requisito mínimo tenemos que cubrir gastos. Por lo tanto, como profesionales necesitamos dirigir nuestra decisiones hacia aquello que nos permita conseguir ese objetivo. Todo lo demás, no importa. Déjalo para tus ratos libres o para etapas venideras, pero no para este momento si eres un PROFESIONAL.

No me sorprende que esto suceda. Basta con preguntar a un informático, ¿Sabrías decirme lo que le cuestas a tu empresa? Muy probablemente entendería el porqué alguien se negó a que instalase y personalizase algo que podían obtener de mejor calidad (por la especialización) por parte de terceros. Supongo que todavía hay gente instalándose servidores de correo y pensando que es correcta elección para su empresa.

Hay que alejarse de las modas, de los radicales por ciertas herramientas y tecnologías, y sobretodo, de los empalagosos hipsters.

10 thoughts on “El informático, el mal de la informática

  1. Si sobre-entiendo lo que dices, no puedo más que declararme totalmente de acuerdo.

    Si lo interpreto literal, no puedo más que oponerme y de manera vehemente. No solo para la informática, para casi todos los aspectos de la experiencia humana, ha sido la monetarización y su constitución como valor en sí (en lugar de como referencia para lo que es realmente importante) lo que nos ha traido muchos de los problemas que tenemos hoy. No tengo más que ver las tripas de tu pc para comprobar hasta que punto la rentabilidad fuerza a que nos movamos con una suma de chapuzas muy inteligentes pero que solo se pueden considerar eficaces (nada de eficientes) en la medida que no se permite florecer una arquitectura moderna. Vivimos en un continuo revival de los 80 😛 (con esteroides y otros dopajes eso sí)

    Has puesto la arquitectura como ejemplo. Lo usaré yo también. Lo cierto es que como disciplina, firma algunos de los pufos más grandes y dañinos de nuestra especie. Eso sí, perfentamente cuadrados en presupuesto…

    Mientras no metamos lo humano y/o lo salobre en la ecuación de nuestras labores y discurrires, puede que cambiemos pero improbablemente a mejor. Van ya varios siglos de tendencia para demostrarlo. La tasa y variedad de enfermedades mentales lo confirman.

    Estoy de acuerdo en que la informática, en muchas de sus areas, sea algo técnico o incluso se convierta en una ingeniería a diferencia de la disciplina artistica que es hoy. Pero eso solo implica medir (y/o controlar que diría P. Drucker) y no necesariamente desde el punto de vista monetario.

    Interesante texto en cualquier caso y creo que es algo a reflexionar en un sentido amplio. Tanto en lo individual como en lo colectivo.
    Probablemente, para ser justos, hay que poner en la picota más el sistema monetario/económico que la disciplina en general….

    Un abrazo y suerte en tus busquedas.

  2. Enhorabuena por el blog y por vuestro proyecto, me gusta mucho leer estas perlas (en el buen sentido de la palabra) de emprendedores informáticos! Gracias!!!

    Sobre el texto, me gustaría darte mi opinión. Estoy bastante de acuerdo en la mayor parte de él, aunque difiero en la base. Estoy de acuerdo en

    Siempre he creído que el problema de la informática está en la palabra “ingeniería” que se le pone delante. Yo creo que no debería de ser tratada como tal, de esta forma nos ahorraríamos estas comparaciones dónde siempre salimos perdiendo. Porqué tarde o temprano te comparan con un arquitecto o un ingeniero electrónico, y obviamente siempre salimos perdiendo. Acaso somos tan malos? No, no lo somos, el problema es que comparamos peras y manzanas.

    En la informática actual se ha escogido el avance desenfrenado antes de la maduración de conocimiento. Cual es la consecuencia? Alejarnos del concepto de “caja negra” con el que trabajan los electrónicos en sus componentes o de la experiencia repetida tantas veces del arquitecto. Retomando tu ejemplo, cuantas veces habrá hecho este cálculo del forjado a lo largo de su carrera profesional? A parte, que seguro que hay mil y un libros donde se explica.

    Aplicado a la informática, en nuestra vida laboral sufriremos una indecente renovación y adaptación a nuevas tecnologías y herramientas, y las utilizaremos cuando aún no son maduras (realmente, nunca llegan a ser maduras). Por antonomasia, la informática es así. Nunca lo podrás tener todo controlado cómo lo tiene cualquier otra ingeniería.

    Somos profesionales y, como tales, debemos tener en cuenta la rentabilidad, pero aún así seremos menos profesionales que el resto de compañeros ingenieros.

    Y para terminar, una pequeña referencia al software libre (al que vosotros aportais), dónde está la rentabilidad en este contexto? Si que tiene que haber un modelo de negocio detrás, pero quiero creer que el principal ánimo no está en la búsqueda de la rentabilidad, sino en la generación de conocimiento dentro de la comunidad.

    Saludos!

  3. Uff, hacia mucho que no comentaba por estos lares … a ver, por generar aun mas debate, en principio entiendo que el foco de este post no es la eterna pelea de considerar la informatica como una ingenieria tal y como tradicionalmente se entiende, eso creo que es otro debate … ni tampoco creo que sea alabar el mensaje “el dinero es lo primero”. Simplemente creo, y Manu corrigeme si me equivoco, que el foco de este post es hacernos pensar a todos (me incluyo el primero) cuanto valemos y cuanto costamos y calcular en base a eso nuestra rentabilidad dentro de una acción conjunta o colectiva en una empresa y tambien individual como profesional dentro del mercado.

    Me parece acertadisimo este post, hace tiempo que vengo llevando a cabo este analisis con otros compañeros en la empresa en la que trabajo y sin hilar excesivamente fino llegamos a tres conclusiones:

    1.- Actualmente es una realidad que existe en el mercado una sobrecualificacion de puestos, esto quiere decir que muchas personas se autodenominan expertos o se consideran profesionales y quieren que se les pague por ello un coste excesivamente alto cuando en realidad los resultados de su trabajo no demuestran esa capacidad, sino casi a veces lo radicalmente opuesto.

    2.- Existe mucha, repito *MUCHA*, gente que es indispensable, que son profesionales excelentes, y que lamentablemente no son considerados como tales y se ven tratados de manera injusta por el mercado, bien porque no han tenido iniciativa propia de buscar su hueco en el mismo (totalmente loable) o bien porque han tenido simplemente mala suerte. Recientemente, he vivido un lastimoso proceso de ERE en mi empresa y he visto como excelentes profesionales del sector han sido radicalmente considerados como coste no asumible en un Excel. Esto es lamentable esta muy relacionado con la ultima conclusion

    3.- En nuestro sector hay mucha *BASURA*, repito *B-A-S-U-R-A*. Gente que cuesta mucho y vale poco y que se escuda en su supuesta valia (habitualmente alineada con su estatus en la empresa) para trepar. Muchos de ellos similares a los identificados en el punto 1, otros ni siquiera se les puede considerar expertos de nada.

    Con todo esto, vengo a decir concluir que: (a) como bien dices Manu, huyamos y alejemonos de estos escenarios, (b) tratemos entre todos de construir un nuevo escenario donde de verdad puedan forjarse profesionales de verdad en un entorno justo y limpio, demosle un reset al actual mercado y adaptemonos de manera progresiva abandonando lo anterior (algunos lo tienen mas facil, otros no y el proceso sera largo pero posible – todo depende de las ganas de todo el colectivo – ) y (c) tengamos por supuesto en cuenta lo que costamos economicamente. Apliquemos un enfoque Lean a todo lo que hagamos en nuestra actividad profesional, barememos los costes, identifiquemos las inversiones y sobre todo colaboremos. Recordemos que las empresas no son ONGs, son empresas y su objetivo es ganar dinero, por tanto, como profesional hay que interiorizar esto y actuar consecuentemente.

    Magnifico post Manu,
    Saludos,

  4. Hola, buenas:

    En primer lugar agradecer vuestra participación: @Juanrrcc, @Tomàs Reverter y @imonteroperez.

    Por añadir algunas notas:

    @Juanrrcc

    No pretendía comparar la informática con la arquitectura, de hecho, hablaba de la arquitectura técnica o aparejadores. Son cosas bien distintas. Y la idea es resaltar como en otras profesiones tienen en cuenta la desviaciones que pueda sufrir el presupuesto. Sólo era un ejemplo de algo que no estaría de más que adaptásemos.

    @Tomàs Reverter

    No tenía intención de hablar sobre si la informática es o no una ingeniería, mis pretensiones con el post eran muchísimo más simples. Muy probablemente no lo haya conseguido pero la idea era hablar que cuando la informática se convierte en nuestra profesión debemos ser responsables y las decisiones que tomemos tienen que contener -también- argumentos económicos, debemos tener presente la rentabilidad de lo que hacemos.

    Y esto no sólo es válido para la informática. Un pintor (de brocha gorda) puede tener unas ciertas preferencias a la hora de ejecutar un trabajo para él mismo o un familiar, pero cuando se trata de su actividad profesional tiene que tender en cuenta, la calidad, la rentabilidad, el valor añadido que puede ofrecer su forma de trabajar, etc.

    Y sobre el tema opensource igual. Durante muchos años he participado en proyectos e iniciativas opensource y mi objetivo era aprender y aportar mi granito de arena. Ahora, en klicap los objetivos son muy distintos y forman parte de la estrategia de empresa. Eso sí, con transparencia y honestidad, no como otros.

    @imonteroperez

    Tu comentario se ha centrado más en la consecuencia. ¿Qué hacer con esos profesionales que su aportación está por debajo de lo esperado? Es ahí donde el problema se vuelve a presentar pero en perfiles menos técnicos y más orientados a la gestión. Te cuento un ejemplo y espero que entiendas lo que quiero decirte.

    Hace poco presentamos uno de nuestros productos a una empresa, de esas que llaman pyme (unas 42 personas). Desde hace 2 años están viendo venir que tienen que reducir sus costes porque los proyectos que tienen no son tan rentables y porque el número disminuye. Oriento la presentación a mostrarles de forma objetiva como van a ahorrar costes. Presentación de pizarra, con sus números y sus sumas y restas. Los números les gustan, coinciden en que ahorrarían costes y que ya se pondrían en contacto con nosotros.

    Pasan unos días y el resumen es: “Si os contratamos el producto tenemos que despedir a la persona que contratamos para conseguir algo similar a lo que ofrece vuestro producto”. Ahí lo dejo y que cada uno saque sus propias conclusiones.

    Muchísimas gracias por participar.

  5. Bueno, recalcar, por que quizás no lo dejé claro en el primer comentario que estoy de acuerdo con el fondo de lo que dices. Son las implicaciones más profundas con el sistema de medida lo que ponía en duda. Yo intento aprender cada dia y uno de los frentes es el que planteas. Simplemente es que no comuno con el esquema de medida 😉

    Por llevarmelo a otro campo: en educación, también se intenta parametrizar la historia y se exigen más puntos. En ese sentido hay frameworks de medida como el informe PISA. El fondo me parece correcto. La metodología y los indices… nefastos. No hay más que ver que en general España o la US han hecho mejoras (sobre todo en tiempos pretéritos) coincidiendo con autenticos desplomes de la calidad real…

    Y esto lo digo habiendolo visto (y sufrido) desde dentro. Si el sistema de medida es perverso o incluso corrupto y corruptor. Toda medida estará trampeada y solo ahondará en corrupción y perversión.

    Por ponerlo en roman paladino. En España, amen del análisis retributivo, los profesionales más productivos han sido banqueros y futbolistas… Señor fiscal, ¡¡no tengo más preguntas!!

    Y recalco una vez más que en lo que a informática y para la informática coincido plenamente contigo. Lo sorprendente es que como sector, hayamos conseguido lo que hemos conseguido A PESAR del medio y sus métricas 😉

  6. Interesante post.

    Al margen de lo ya comentado, creo que a veces obviamos en la comparación con otras ingenierías que la nuestra, respecto a arquitectos o industriales, es una ingeniería joven, donde la gente que trabaja en ella dispone de poco histórico para estimar, donde las metodologías antes de consolidarse quedan obsoletas y el ritmo de adaptación personal debe ser altísimo para poder mantenerse competitivo.

    El mal llamado intrusismo no es la carencia de titulación, sino la falta de formación ingenieril que de ese carácter profesional y riguroso que ha de tener la informática como ingeniería que es. Por eso aparecen los equipos que trabajan por debajo del coste, obteniendo proyectos mediante competencia desleal y dando malos resultados finales que al conjunto de profesionales de la informática hace tanto daño.

    Comenta @Tomàs Reverter que el problema puede ser que la palabra ingeniería delante de informática. Nada más lejos de la realidad. El problema lo tiene quién no quiere ver que delante de Informática, está la palabra ingeniería. Es de cajón que realizar un sitio web no es ingeniería, montar una startup tampoco lo es ni hacer pruebas unitarias o aplicar tdd. Pero trabajar sobre arquitecturas software o el trabajo que Recena realiza con sus productos en calidad (que es el punto fuerte junto con la responsabilidad civil de las ingenierías IMHO) si es ingeniería como lo es aeroespacial, civil o genética y eso son los verdaderos productos que a medio plazo podremos vender como ingenierios.

    No estoy de acuerdo en lo que @fontanon comenta sobre el concepto de profesional. El mejor profesional informático es aquél que alcanza la excelencia en la profesionalidad. Ya sea o no geek, tenga espíritu emprendedor o prefiera ser empleado. De hecho, considero incluso peligroso pasarse de geek , puesto que la pasión por la actividad que se realiza puede con llevar a trabajar fuera de los márgenes de rendimiento y eso no es profesionalidad.

  7. Pingback: Proveedores de infraestructura | Mi espacio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *