open source como reclamo

En realidad me hubiera gustado usar otro título en el que usase el término marketing pero como es un campo que desconozco y del que no puedo hablar con propiedad, elijo uno que todos entendemos.

En la última década he tenido la oportunidad de asistir y participar en muchos momentos (charlas, reuniones, mesas redondas) en los que el movimiento open source ha sido referenciado, justificado, comparado, descrito y enjuiciado. Esto me ha permitido concebir mis propios pensamientos e ideas sobre este movimiento. Sin embargo, lo que verdaderamente me ha permitido valorarlo, respetarlo y entenderlo ha sido formar parte de él activamente.

Mientras escribo estas líneas se me vienen a la cabeza muchas presentaciones tipo powerpoint en las que el objetivo era vender dejando a un lado la ética y responsabilidad profesional. Eso daba igual. Muchos deberían pensar “si lo que quieren en open source pues ahora todo es open source“. Todo esto obviamente ha tenido y tiene unas consecuencias. Una de ellas, y desde luego no la más importante o relevante, ha sido la gran confusión que hemos (sector de las TICs) creado en la sociedad. Las frases “eso es que es gratis, no?” o “¿y vosotros de qué vivís, de dónde sacáis el dinero?” os resultarán familiares.

Esto se debe en gran medida a que ciertas administraciones (unas más que otras) también lo usaron como reclamo, en este caso político. Y como en política todo vale, pues adelante. Los concursos públicos eran un ir y venir constante muestra de la época de bonanza que hemos vivido con el cambio de moneda. Y ahora, pasados los años y viviendo una situación en nuestro país lamentable por su falta de respuesta y capacidad de reacción, ¿qué nos ha quedado de todo aquello? ¿qué hemos generado? ¿dónde está el valor? ¿qué tenemos para reutilizar y así reducir costes? ¿qué tenemos para enseñar fuera? …

Ha sido una moda, y como tal, puede que vuelva, pero tengamos presente que el camino que seguimos no es el correcto. Y no me cabe la menor duda que el movimiento Open Government Data también lo es.

Esas implicaciones que antes mencionaba existen. Yo mismo he sufrido como se vulneraba la licencia de mi proyecto y sentir impotencia por no poder hacer prácticamente nada. Las licencias son un tema complejo y que debe simplificarse porque de lo contrario seguiremos generando más dudas. Esto también provoca que todos cometamos errores, pero obviamente no me estoy refiriendo esto. Me refiero a como grandes consultoras han cogido tu código (por tú si lo publicas), ha quitado ciertas referencias y lo han vendido como un desarrollo completo y desde cero.

Y una pregunta. ¿Alguien sabe donde está el código fuente de WooS? Sí, ese proyecto que se describe como The New GPL Operating System y que ha ganado varios concursos y aparecido en varios programas de televisión.

Y por último, ¿Alguien me podría explicar por qué la Junta de Andalucía tras años invirtiendo dinero público en un desarrollo a medida adjudicado en su mayoría a una única empresa ahora decide cambiar todo eso por una solución propietaria como SAP? Lo mínimo que podía hacer ya que la decisión está tomada (y adjudicada a una UTE) es liberar todo el trabajo realizado.

6 thoughts on “open source como reclamo

  1. Ha sido una cuestión de (mala)educación, precisamente el otro día reflexionaba en el peligro que hay de liberar el código de tu producto, y más aún aquí en nuestra querida España, donde las artes marciales del juego sucio están mas perfeccionadas que nunca, ese desde luego es el gran inconveniente, alguien o algo, llega, toma tu código, lo modifica (si lo hace) y lo cierra, ahora ¿quién dice que el código es tuyo?

    No todo es tan triste como lo ponemos, lo importante es que sigamos defendiendo el hecho de que el código libre es necesario pero no gratuito.

    Saludos.

  2. Sobre WooS… no veo donde está el código fuente, pero tampoco donde está el sistema operativo en sí. El hecho de que salga en la tele o en los medios sólo indica la pandereta que hay en este país (pero de eso no tiene la culpa el equipo de WooS, sólo se aprovechan de ello)… pero no habiendo descarga del sistema operativo en sí, tampoco me preocuparía por los fuentes (hasta que salga, al menos).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *